Blog de Fernando Santamaría

Reflexiones sobre ecologías y espacios del aprendizaje, análisis del aprendizaje y análisis de redes sociales, visualización de datos, Big Data y otros temas emergentes

Etiqueta: cognición (página 1 de 2)

Presentación Realidad Aumentada aplicada a la educación: de la realidad aumentada a la cognición aumentada

Diapositivas de la presentación “Realidad Aumentada aplicada a la educación: de la realidad aumentada a la cognición aumentada”. Fue presentada en el V Congreso de Informática Educativa, en la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (Managua), el día 13 de noviembre. Son pequeños apuntes de la evolución de la RA y de algunas experiencias que hemos tenido con esta tecnología aquí en Colombia. La presentación es esta:

La cognición aumentada, siguiente capa para una plena realidad aumentada

Estos días he estado pensando en los cambios emergentes de la inteligencia en los nuevos entornos tecno-sociales y amplificados. Desde la perspectiva de investigación del HCI (Human-Computer Interaction) hay unos estudios emergentes de investigación que toman campos como el mismo HCI, pero también la ergonomía, la psicología, la neurociencia para generar interacciones revolucionarias y que incluso se pueden adelantarse antes de que ocurra un hecho, y así una toma de decisión más inteligente al al analizar las ondas cerebrales de un ser humano. La creación de tales interacciones se deriva de la capacidad de la tecnología para medir procesamiento de la información y el estado cognitivo de un usuario en concreto. Todas estas mejoras y métodos de trabajo tiene un nombre: Cognición Aumentada (en inglés AugCog). De esta forma entraremos en un nuevo paradigma en la toma de decisiones. Varios proyectos de investigación tienen por objeto evaluar en tiempo real el estado cognitivo de un usuario, y esta es más comúnmente evaluada mediante el uso de cualquiera de los sistemas de EEG o fNIR. Otro concepto principal de AugCog es diseñar sistemas de bucle cerrado para modular el flujo de información con respecto a la capacidad cognitiva del usuario. Importante avance para los procesos de cognición humana.

Quien está investigando en esto último es el DARPA (Defense Advanced Research Projects Agency) y que tiene entre sus manos un proyecto de investigación de AugCog.

Los parámetros HIP

Muchos enfoques han tratado de abordar una verdadera relación simbiótica entre el hombre y la máquina, pero, hasta ahora, una deficiencia fundamental ha sido la incapacidad de un equipo para dar cuenta de procesamiento de la información humana (HIP, Human Information Processing) limitaciones. El campo de la Cognición Aumentada (AugCog) saca provecho de los últimos avances en las áreas de la neurociencia, la ciencia cognitiva y la interacción humano-computadora para crear sistemas de circuito cerrado que pueden medir HIP y dar cuenta de los problemas en tiempo real. La arquitectura de bucle cerrado se consigue empleando sensores neurofisiológicos que midan la actividad de los operadores del monitor cognitivo y responder a los indicadores de procesamiento de la información que no es óptima. Tras la indicación de un problema, las estrategias de mitigación se emplean en tiempo real para contrarrestar el problema. Ejemplos de parámetros HIP investigados por los sistemas existentes incluyen cuellos de botella sensoriales, carga de trabajo cognitivo, estado de alerta, la excitación y el conocimiento de la situación en tiempo real. Serán parámetros de dashboard para los futuros gestores de datos personales ante la toma de decisiones te encuentres donde te encuentres en una computación en nube e inteligente y sin dispositivos móviles como tenemos ahora.

Se obtiene beneficios en cuanto al rendimiento de la información, la reducción de errores y el rendimiento del operario siempre que tengamos las órdenes de gran espectro. Esto irá unido a lo que entendemos por realidad aumentada. A esta realidad aumentada se le irá poniendo una capa cognitiva y de decisión ante acontecimientos o hechos. Las mismas gafas de Google serán un buen ejemplo de Cognición Aumentada.

Referencias:

International Conference on Augmented Cognition, Schmorrow, D., Estabrooke, I. V., & Grootjen, M. (2009a). Foundations of Augmented Cognition. Berlin; Heidelberg; Berlin; Heidelberg: Springer ; Springer e-books.
International Conference on Augmented Cognition, Schmorrow, D., Estabrooke, I. V., & Grootjen, M. (2009b). Foundations of augmented cognition neuroergonomics and operational neuroscience: 5th international conference, FAC 2009, held as part of HCI International 2009, San Diego, CA, USA, July 19-24, 2009 : proceedings. Berlin; New York: Springer. Recuperado a partir de http://public.eblib.com/EBLPublic/PublicView.do?ptiID=451012
International Conference on Augmented Cognition, Schmorrow, D., & Fidopiastis, C. M. (2011). Foundations of augmented cognition directing the future of adaptive systems ; 6th International Conference, FAC 2011, Held as Part of HCI International 2011, Orlando, FL, USA, July 9-14, 2011, Proceedings. Berlin; Heidelberg; New York: Springer. Recuperado a partir de http://dx.doi.org/10.1007/978-3-642-21852-1
International Conference on Augmented Cognition, Schmorrow, D., & International Conference on Human-Computer Interaction. (2005). Foundations of augmented cognition. Volume 11. Lawrence Erlbaum.
International Conference on Augmented Cognition, Schmorrow, D., Reeves, L. M., & International Conference on Human-Computer Interaction. (2007). Foundations of augmented cognition third international conference, FAC 2007, held as part of HCI international 2007, Beijing, China, July 22-27, 2007: proceedings. Berlin; New York: Springer. Recuperado a partir de http://public.eblib.com/EBLPublic/PublicView.do?ptiID=337217
International Conference on Foundations of Augmented Cognition. (2005). Foundations of augmented cognition … International Conference, FAC …, held as Part of HCI International …: proceedings. Recuperado 24 de marzo de 2013, a partir de http://www.springerlink.com/content/k47q82k67x63/#section=378094&page=1
Norman, D. A., & Rumelhart, D. E. (1975). Explorations in cognition. San Francisco: W.H. Freeman.
Schmorrow, D., & Stanney, K. M. (2008). Augmented cognition: a practitioner’s guide. Santa Monica, CA: Human Factors and Ergonomics Society.
Schmorrow, D., Stanney, K. M., Reeves, L. M., & Augmented Cognition International. (2006). Foundations of augmented cognition: augmented cognition– past present and future. Strategic Analsysis, Inc.
Segev, I., & Markram, H. (2010). Augmenting cognition. Boca Raton, Fla.; London: EPFL Press ; Taylor & Francis [distributor].

La importancia de la cognición distribuida en las teorías de aprendizaje contemporáneas

Cognición distribuida. Fuente Jared Donovan en http://bit.ly/12OSJGu

Cognición distribuida. Fuente Jared Donovan en http://bit.ly/12OSJGu

La cognición distribuida es una rama de la ciencia cognitiva que propone la cognición y el conocimiento no se limita a un individuo, sino que se distribuye a través de objetos, personas, objetos y herramientas en el entorno.

Edwin Hutchins, un psicólogo cognitivo y antropólogo, estudió cómo se coordina la navegación en buques de la Armada de Estados Unidos cerca de San Diego. A partir de sus observaciones, postuló que la mente está en el mundo (en comparación con el mundo esta en la mente). Se le considera uno de los grandes impulsores de la ciencia cognitiva y padre de la moderna etnografía cognitiva como antropólogo que es.
Podemos decir, según palabras del autor, que el conocimiento y la cognición para operar o dirigir un buque naval (estuvo en la marina de EE.UU y aviador civil) no existen únicamente dentro de la cabeza de una persona, sino que ese conocimiento se distribuye a través de objetos, personas y herramientas en el propio entorno. El objetivo de la cognición distribuida es describir la cantidad de unidades distribuidas que se coordinan mediante el análisis de las interacciones entre las personas, los medios de representación utilizados, así como el marco en el que se realiza la actividad. La unidad de análisis puede describirse como sistemas que dinámicamente reconfiguran sus subsistemas para llevar a cabo las funciones de los individuos, los artefactos y sus relaciones entre sí (por ejemplo, para la construcción de un puente de un barco, una cabina de avión o el control del tráfico aéreo). La cognición distribuida trata de definir los mecanismos que se producen en los procesos cognitivos: por ejemplo, la memoria en una cabina abarca los procesos internos, la manipulación física de los objetos, y la creación / intercambio de representaciones externas.

La cognición distribuida, que a menudo hace uso de los datos etnográficos recogidos, no es tanto un método como un marco útil descriptivo que describe (valga la redundancia) los sistemas humanos de trabajo en términos de información y de computacional. Es útil para el análisis de las situaciones que implican la resolución de problemas y su manera de resolver, al ayudar a proporcionar una comprensión del papel y la función de los medios de representación, tiene implicaciones para el diseño de la tecnología en la mediación de la actividad, ya que los diseñadores del sistema tendrá un robusto modelo, que hará más clara su “construcción”. Por lo tanto, es una teoría importante para campos como CSCL, CSCW, HCI, diseño instruccional y el aprendizaje a distancia (EaD) y en cualquier estructura reticular que se precie.

La interdisciplinariedad y sus componentes de actuación

Cognición distribuida es una teoría psicológica desarrollada a mediados de 1980 por Edward Hutchins. Tiene un carácter interdisciplinar ya parten sus investigaciones de conocimientos de  sociología, de ciencia cognitiva y de los estudios de psicología de Vygotsky (cf. psicología histórico-cultural, sobre todo compendiando en el libro Mind in Society de Vygotsky) se hace hincapié en los aspectos sociales de la cognición. Se trata de un marco de actuación o framework (no es un método) que implica la coordinación entre los individuos, los artefactos y el medio ambiente. Tiene varios componentes clave:

  • Realización de la información que está incrustada en las representaciones de interacción.
  • La coordinación de la promulgación de los agentes incorporados.
  • Las contribuciones ecológicas a un ecosistema cognitivo.

Por otro lado, podemos hablar de la cognición como el proceso de la información que se produce a partir de la interacción con símbolos en el mundo (de aquí la relación semiológica de sus estudios). Se considera y califica todos los fenómenos responsables de esta transformación como elementos ecológicos de un ecosistema cognitivo. El ecosistema es el entorno en el que los elementos ecológicos se ensamblan e interactuan con respecto a un proceso cognitivo específico. La cognición se le da forma por la transducción de la información a través de las modalidades extendidas y encarnadas. Estas las representaciones forman como resultado de sus interacciones y la distribución de esas representaciones atento hacia una metacognitiva.

Esta teoría se basa en la coordinación entre individuos y objetos, y propone que el conocimiento humano y la cognición no están confinados en el individuo, sino también en espacios de memoria distribuidos, en hechos, o en el conocimiento de los objetos de nuestro entorno. Para el estudio de la inteligencia colectiva y de la mente global se necesita estudiar este framework. La cognición distribuida puede servir y dar paso a una teoría del aprendizaje, en la que el desarrollo del conocimiento es el resultado de un sistema formado por la relación existente entre los agentes humanos y los objetos con los que interactúan. Podemos encontrar un ejemplo de aplicación en los sistemas de aprendizaje a distancia como EVAs y LMSs u otras herramientas de aprendizaje asistido por ordenador. La cognición distribuida ilustra el proceso de interacción entre personas y tecnologías, con el objetivo de determinar cómo representar, almacenar y proporcionar acceso a recursos digitales u otros artefactos.

La cognición distribuida es una rama de la ciencia cognitiva que propone que el conocimiento humano y la cognición no se limitan solamente a las personas. Por eso, para el estudio del Internet de las cosas es importante esta fuente de conocimiento para dilucidar la “comunicación” entre los artefactos y su contexto. Cada vez serán estos estudios de más relevancia en el Internet futuro y en las interacciones ambientales.

Podemos decir que se distribuyen por los recuerdos de colocación, por hechos o el conocimiento de los objetos, personas y herramientas en nuestro entorno. La cognición distribuida es un enfoque útil para (re)diseñar los aspectos sociales de la cognición, poniendo énfasis en el individuo y su entorno (Véase Vygotsky). La cognición distribuida considera que un sistema como un conjunto de representaciones y modelos del intercambio de información entre estas representaciones (su importancia para generar ecosistemas de conocimiento sostenibles). Estas representaciones pueden ser o bien en el espacio mental de los participantes o representaciones externas disponibles en ese entorno del que hablamos.

Esta abstracción se pueden clasificar en tres tipos distintos de procesos:

  • Los procesos cognitivos pueden ser distribuidos entre los miembros de un grupo social o comunidad.
  • Los procesos cognitivos pueden ser distribuidos en el sentido de que el funcionamiento del sistema cognitivo incluye la coordinación entre los componentes internos y externos (de carácter material o ambiental) de su estructura.
  • Los procesos pueden ser distribuidos a través de un determaindo tiempo, de tal manera que los acontecimientos anteriores puede transformar la naturaleza de los eventos relacionados en un ecosistema cognitivo.

Esta es una pequeña introducción a la cognición distribuida que ha tenido y tiene mucha relevancia en muchos marcos de actuación y teorías de aprendizaje contemporáneas.
¿Qué opinas al respecto?

Referencias:

Cognición distribuida. (n.d.). Blog entornos web 2.0. Blog. Retrieved from http://caquintero553.blogspot.com/2011/11/cognicion-distribuida.html

Hardy-Vallée, B., & Payette, N. (2008). Beyond the brain: embodied, situated, and distributed cognition. Cambridge Scholars Pub.

Hutchins, E. (1995). Cognition in the wild. Cambridge, Mass.: MIT Press.

Klahr, D. (1976). Cognition and instruction. Hillsdale, N.J.; New York: L. Erlbaum Associates ; distributed by the Halsted Press Division of Wiley.

Rogers, T. T., & McClelland, J. L. (2004). Semantic cognition: a parallel distributed processing approach. Cambridge, Mass.: MIT Press.

Rosch, E., Lloyd, B. B., & Social Science Research Council (U.S.). (1978). Cognition and categorization. Hillsdale, N.J.; New York: L. Erlbaum Associates ; distributed by Halsted Press.

Ross, D. (2007). Distributed cognition and the will: individual volition and social context. Cambridge, Mass.: MIT Press.

Rumelhart, D. E., McClelland, J. L., & University of California, S. D. P. R. G. (1986a). Parallel distributed processing: explorations in the microstructure of cognition. Cambridge, Mass.: MIT Press.

Rumelhart, D. E., McClelland, J. L., & University of California, S. D. P. R. G. (1986b). Parallel distributed processing: explorations in the microstructure of cognition. Vol. 1, Foundations. Cambridge, Mass.; London: MIT Press.

Salomon, G. (1993). Distributed cognitions: psychological and educational considerations. Cambridge [England]; New York, NY: Cambridge University Press.

Salomon, G. (2001). Cogniciones Distribuidas: Consideraciones psicológicas y educativas. Buenos Aires: Amorrortu Editores.

Socially distributed cognition. (2013, January 30). In Wikipedia, the free encyclopedia. Retrieved from http://en.wikipedia.org/w/index.php?title=Socially_distributed_cognition&oldid=535646814

Symposium on Cognition, Carroll, J. S., Payne, J. W., & Carnegie-Mellon University. (1976). Cognition and social behavior. L. Erlbaum Associates ; distributed by the Halsted Press Division of Wiley.

Symposium on Cognition, & Gregg, L. W. (1974). Knowledge and cognition. L. Erlbaum; distributed by the Halsted Press Division, Wiley, New York.

Weimer, W. B., & Palermo, D. S. (1974). Cognition and the symbolic processes,. Hillsdale, N.J: Lawrence Erlbaum Associates; distributed by Halsted Press Division, Wiley, New York.

Habilidades esenciales para la supervivencia en el siglo XXI. Parte 5: metaconciencia

::Conscious Awareness::

Fuente original: Essential Skills for 21st Century Survival: Part 5: Conscious Awareness de Venessa Miemis

meditation

Un artículo reciente en el New York Times, Building One Big Brain de R. Wright, me impulsó a escribir sobre esta habilidad en esta serie de 12 partes. La obra cita opiniones de Nicholas Carr sobre cómo Internet está reduciendo la “capacidad para la concentración y la expectación,” dispersando nuestra atención y reduciendo nuestra capacidad de concentración.

A continuación, se plantea que “la tecnología está tejiendo los seres humanos en redes electrónicas que se asemejan a grandes cerebros.” (Es gracioso ver este concepto yendo al flujo principal … hemos hablado sobre esa idea aquí en noviembre pasado en el post “Twitter’s Intelligent, Welcome to Web 3.0”). La etapa siguiente en la línea de pensamiento es que este proceso es parte de nuestra evolución de las especie:

¿Podría ser que, en cierto sentido, el foco de la evolución, tanto la evolución biológica que ha creado una especie inteligente y la evolución tecnológica que está obligada a desencadenar una especie lo suficientemente inteligente, haya sido la creación de estos cerebros sociales, y tal vez incluso tejerlos en un cerebro planetario gigante, poco organizado? ¿Es el tipo de forma biológica en que el punto de la maduración de un organismo es crear un organismo adulto?

El artículo no consideraba la evolución de la tecnología como algo que iba a pasar fuera de nosotros, tal como una inteligencia artificial que nos superará, tal como trae consigo la singularidad tecnológica. (lo que también puede suceder, sin embargo). Más bien, sugiere algo más parecido a un proceso de desarrollo evolutivo, en el que la interconectividad y la cooperación indicarán un movimiento hacia una inteligencia superior. Las ideas que me recordó el trabajo realizado por John Stewart y el grupo de Investigación de la Evolución, Complejidad y Cognición sobre la evolución intencional. Consulte su Manifiesto evolutivo.

Como alguien que paso la mayor parte de mi tiempo online, igual que en las premisas del artículo, disminuyó la atención centrada e incrementó el potencial para una conciencia distribuida. Pero me pregunto si va a surgir un cerebro planetariamente inteligente sin alguna intención y conciencia de la conciencia por nuestra parte.

Llamado presencia, el concepto budista de la atención, o una versión de la meditación, pero que veo que este aumento de la hiperconectividad nos fuerza a adoptar algún tipo de prácticas mentales con el fin de ser humanos altamente operativos y eficaces. Mientras que la Web es una herramienta que nos permite ampliar nuestras mentes, nuestras identidades y nuestras visiones del mundo, también puede ser una trampa que nos lleva a comportamientos compulsivos que pueden ser casi incapacitantes. Lo experimento por mi mismo, tratando de leer cualquier cosa semi-interesante, de lo que me envían por correo electrónico, buscando afanosamente Twitter para que el artículo de lectura obligada que va a ser realmente importante, o chateando e ideando con los amigos sin parar. En algún momento, se da un paso atrás y se da cuenta de que uno está operando en un estado reaccionario la mayor parte del tiempo, intentando la imposible tarea de “estar al día” con el flujo de información o persiguiéndolo tangencialmente.

¿Dónde está nuestra práctica que nos recuerda que debemos reevaluar la situación, recontextualizarla, y tenerla presente y ser conscientes de nuestros pensamientos y acciones?

Una red mundial interconectada de pensamientos dispersos no suena inteligente, suena caótico. Tanto dentro como fuera de la web, si nos permitimos que nos distraigan todas las fuerzas que hay a nuestro alrededor, ¿realmente creemos que vamos a evolucionar por arte de magia? Y ¿qué entendemos por la evolución? Sólo por estar conectados no se garantiza el crecimiento. Si aspiramos a ascender en la escala de la conciencia a ideales más elevados como la auto-reflexión, la cooperación, la compasión y la empatía, ¿no va a requerir algo de conciencia intencional?

Hemos visto estudios que indican que la meditación/atención fomentan la envergadura de la atención, así como el estado de ánimo y la fuerza mental. Pero también nos hace pensar un poco sobre el papel de sí mismo y cómo se relaciona con el otro, sobre lo que somos, por qué pensamos lo que pensamos, cómo nuestros pensamientos y comportamientos están influenciados por nuestras mentes y nuestros entornos, cómo aprovechar más la intuición y la claridad, cómo filtrar a través del ruido para llegar a lo que importa, y cómo decidir incluso lo que importa cuando nuestra conciencia se expande para incluir a toda la humanidad.

Claro, el mundo es rápido y complejo, pero parece que mucho de lo que nos distrae se debe a nuestra propia incapacidad para conectar con tierra y optar por dirigir nuestra atención a lo que realmente valoramos. El sistema está configurado de modo que es muy fácil poner el piloto automático, yendo a través de propuestas de resolución sin necesidad de ser conscientemente consciente. Pero no podemos darnos ese lujo durante mucho tiempo. Es interesante que lo que una vez se consideró como una práctica exclusivamente oriental o un capricho de la New Age pueda muy bien resultar ser una herramienta esencial para la supervivencia y la cordura, gracias a la tensión impuesta por nuestros avances tecnológicos.

La cognición corpórea: hacia un conocimiento en acción

Uno de los campos científicos que tendrá que estudiar los nuevos interfaces, desde los modelos HCI (Human Computer-Interaction, Interacción persona-computadora), son las nuevas investigaciones acerca de la cognición corpórea (embodied cognition, difícil traducción lo que tenemos que prima aquí es la acción y el pensamiento a través del cuerpo. La mente y el cuerpo se unifican en sus actos. Luis Suárez me hablo de “conocimiento manifestado” y Chiti me comenta que se puede tratar de cognición personificada o encarnada. A mi personalmente me siento más atraído por el término “cognición corpórea” que Antoni Gomilla, que desde el Departamento de Psicología, de la Universitats Illes Balears nos escribe un post significativo al respecto).
Tendrá cada vez más vigencia en la ciencia de la computación, en neurobiología, en filosofía (de la mente), en procesos de inteligencia artificial, en aspectos de las redes neuronales e interacciones con el entorno contextual dentro de las nuevas investigaciones de HCI y las propias investigaciones en neurofenomenología y sus emergentes conceptualizaciones mente/cuerpo del Enactivismo.
Tradicionalmente, las diversas ramas de la ciencia cognitiva han considerado la mente como un procesador de información abstracta, cuyas conexiones con el mundo exterior era de poca importancia. Actualmente las interacciones con el mundo exterior han aumentado significativamente.
Los filósofos (de la mente), los científicos cognitivistas y los investigadores de inteligencia artificial que estudian la cognición y la mente encarnada, según el item de la Wikipedia, creen que la naturaleza de la mente es en gran parte determinada por la forma del cuerpo humano. No hay una distinción clara entre los mecanismo de la mente y el cuerpo.Argumentan que todos los aspectos de la cognición, tales como ideas, pensamientos, conceptos y categorías están determinadas por aspectos del cuerpo. Estos aspectos incluyen el sistema de la percepción, las intuiciones que subyacen a la capacidad de moverse, actividades e interacciones con el medio ambiente y la comprensión ingenua del mundo que se construye dentro de cuerpo y dentro del cerebro de manera mutua.

En Internet Encyclopedia of Philosophy introducen el concepto de cognición corpórea como:

La cognición es soportado por un programa de investigación cada vez mayor en la ciencia cognitiva que enfatiza el papel de formación del entorno juega en el desarrollo de los procesos cognitivos. La teoría general sostiene que los procesos cognitivos se desarrollan cuando un sistema fuertemente acoplado se desprende en tiempo real, las interacciones dirigidos a un objetivo entre los organismos y su medio ambiente, la naturaleza de estas interacciones influye en la formación y, además, en la naturaleza del desarrollo de capacidades cognitivas. Dado que las cuentas de la cognición corpórea se han formulado en una variedad de maneras diferentes en cada uno de los subcampos que abarca la ciencia cognitiva (es decir, la psicología del desarrollo, la vida artificial / robótica, la lingüística y la filosofía de la mente), un rico programa de investigación interdisciplinario en emergencia. Sin embargo, todas estas concepciones diferentes sostienen que una condición necesaria para la cognición es la encarnación o corporeidad, en el que se amplia la noción básica de realización entendida como la manera única la capacidad de un organismo sensoriomotor que pueda interactuar con éxito con su nicho ecológico. Por otro lado, promueven el éxito de adaptación de un organismo.

Tradicionalmente, las diversas ramas de las ciencias cognitivas han considerado la mente como un procesador de información abstracta, cuyas conexiones con el mundo exterior eran de poca importancia teórica, sistemas de percepción y su motor (sensoriomotor), aunque los objetos razonables de investigación por derecho propio, no se consideraron pertinentes para la comprensión de “central” los procesos cognitivos. En su lugar, se pensaba que sólo servía como periféricos de entrada y de salida. Esta postura se hizo evidente en las primeras décadas de la psicología cognitiva, cuando la mayoría de las teorías del pensamiento humano negociados en forma proposicional del conocimiento. Durante el mismo período de tiempo, la inteligencia artificial fue dominado por los modelos informáticos de procesamiento de símbolos abstractos. Filosofía de la mente, también hizo su contribución al espíritu de la época presente, sobre todo con la hipótesis de modularidad de Fodor (1983). Según Fodor, la cognición central no es modular, pero son sus conexiones con el mundo. Percepción y procesamiento de motor son hechos por informaciones encapsuladas en plug-ins, que proporcionan fuertemente formas limitadas de entrada y salida.

Punto de vista clásico cognitivista

Punto de vista de la Cognición encarnada/corpórea

1. El ordenador como metáfora de la mente; basado en reglas, impulsado por aspectos lógicos

1. Metáfora de acoplamiento mente/cuerpo. Formas de encarnación corpórea + entorno + acción limitada en procesos cognitivos.

2. Análisis aislacionista – Cognición se puede entender, centrándose principalmente en los procesos internos del organismo.

2. Análisis relacional de interacciones entre cuerpo y entorno se estudian conjuntamente para entender la cognición.

3. Primacía de la computación

3. Primacía de la acción que va dirigida a objetivos que se desarrollan en tempo real.

4. Cognición como recuperación pasiva

4. Conocimiento como construcción activa basada en un organismo consagrado y todas sus acciones dirigidas a un fin.

5. Simbólico, representaciones codificadas

5. Representaciones sensoriomotores.

La cognición corpórea es una teoría de la cognición que postula que ciertos aspectos de nuestros cuerpos determinan nuestra mente. Los filósofos, científicos cognitivos e investigadores de inteligencia artificial que estudian la cognición y la mente corpóreas creen que la naturaleza de la mente humana está determinada por la forma del cuerpo humano. Defienden que todos los aspectos de la cognición, como las ideas, pensamientos, conceptos y categorías están modelados por aspectos del cuerpo. Éstos incluyen el sistema perceptivo, las intuiciones que subyacen a la habilidad de moverse, las actividades e interacciones con nuestro entorno y el conocimiento simple del mundo que está instalado en nuestros cuerpos y cerebros. La tesis de la mente corpórea se opone a otras teorías de la cognición, como el cognitivismo, el computacionismo y el dualismo cartesiano. Esta idea tiene sus raíces en Kant y en la filosofía continental del siglo XX como Merleau-Ponty). La versión moderna se basa además en visiones aportadas por la investigación reciente en lingüística, ciencia cognitiva, inteligencia artificial, robótica y neurobiología. George Lakoff (un científico cognitivo y lingüista) y sus colaboradores (incluyendo a Mark Jonson, Mark Turner y Rafael E. Núñez) han escrito varios libros promoviendo y expandiendo la tesis basadas en los descubrimientos de la ciencia cognitiva, como la metáfora conceptual o el esquema de imagen.

Investigadores en robótica como Rodney Brooks, Hans Moravec y Rolf Pfeifer han sostenido que la auténtica inteligencia artificial sólo podrá alcanzarse por máquinas que tengan habilidades sensitivas y motoras y estén conectadas al mundo a través de un cuerpo. Estas ideas han inspirado a filósofos como Andy Clark y Horst Hendriks-Jansen. La teoría motora de la percepción del habla, propuesta por Alvin Liberman y sus colaboradores en los Laboratorios Haskins sostiene que la identificación de palabras es una percepción corpórea de los movimientos corporales con los que se producen las palabras. Neurocientíficos como Gerald Edelman, António Damásio han señalado la conexión entre el cuerpo, estructuras individuales del cerebro y aspectos de la mente como la conciencia, la emoción, la autoconciencia y la voluntad.

Tenderemos cada vez más a manifestaciones ubicuas y que transcienden el “territorio” en el que fue hecho o también su propio entorno. Tecnologías como la realidad aumentada, las consolas como Wii y la nueva Kinect son parte de este ecosistema de interacción corpórea. Y son muy buen ejemplo de estudio en la cognición corpórea y en la capacidad de crear conocimiento en acción sin un punto central de control, lo que se viene a llamar enactivismo. Muy interesante para crear ambientes de aprendizaje en contextos de movilidad y de acción. Un aprendizaje háptico y de los juegos. Un espacio de aprendizaje sin espacio fijo. Un espacio autoregenerativo de estructuras autopoiéticas. Esta capa cognitiva en los espacios de aprendizaje será importante detrás de sensores, hiperconexiones varias y dispositivos de control. El cuerpo/mente como gestora y difusora de conocimiento. Algo que ya he planteado en le Congreso de PLE Barcelona (2010) de forma irónica con la presentación de “El cuerpo como elemento central de los PLNs“.

Para desentrañar lo que podemos entender por “conocimiento corpóreo” M. Wilson ha establecido 6 puntos de vista de lo que se entiende por “embodied cognition”:

1) La cognición es situada. La actividad cognitiva se llevará a cabo en un contexto de un entorno real, y ésta implica la percepción y la acción.

2) La cognición se ve presionada por el tiempo. Como dice Andy Clark somos “la mente en pie”, y la cognición debe ser entendida en términos de las funciones de la forma en que bajo la presión de la interacción en un tiempo real determinado y contextualizado.

3) Se trabaja en el entorno sin carga cognitiva. Debido a los límites de nuestras capacidades de procesamiento de información (por ejemplo, límites en la atención y la memoria de trabajo), que explotan el entorno para reducir la carga de trabajo cognitivo. Hacemos que el entorno mantenga o incluso manipule la información para nosotros con filtrados ambientales.

4) El entorno es parte del sistema cognitivo. El flujo de información entre la mente y el mundo es tan denso y continuo que, para los científicos que estudian la naturaleza de la actividad cognitiva, la mente por sí sola no es una unidad significativa de análisis.

5) La cognición está hecha para la acción (principio enactivista). La función de la mente es guiar la acción, y los mecanismos cognitivos como la percepción y la memoria debe ser entendida en términos de su contribución final a la conducta apropiada en tal situación.

6) La cognición off-line está basada en el cuerpo. Incluso cuando desconectados del entorno, la actividad de la mente se basa en los mecanismos que se desarrollaron para la interacción con el entorno – es decir, los mecanismos de procesamiento sensorial y el control motor.

Con frecuencia en la literatura sobre la cognición incorporada varias o todas estas reclamaciones se presentan juntos, como si representaran un solo punto de vista. Esta estrategia puede tener sus usos, por ejemplo para ayudar a dibujar una imagen convincente de lo que la cognición incorporada puede ser y por qué podría ser importante. Esto puede haber sido particularmente apropiado en el momento en que la atención primera se señaló a este conjunto de ideas, cuando las audiencias no están familiarizadas aún con esta manera de conceptualizar la cognición. Ha llegado el momento, sin embargo, echar un vistazo más detallado en cada una de estas afirmaciones.

Por último, dejo una tabla que nos pone en perspectiva las tres tradiciones de la ciencia cognitiva en “The Embodied Mind: Cognitive Science and Human Experience” y que está referenciado en la bibliografía:

FOCUS: Enactive Cognitive Science in Context

Continuará..

Bibliografía:

  • Bateson, G. (2000). Steps to an Ecology of Mind: Collected Essays in Anthropology, Psychiatry, Evolution, and Epistemology (1º ed.). University Of Chicago Press.
  • Bennett, D. (2008). Don’t just stand there, think. The Boston Globe. Recuperado Diciembre 2, 2010, a partir de http://www.boston.com/bostonglobe/ideas/articles/2008/01/13/dont_just_stand_there_think/?page=1
  • Calvo, P., & Gomila, T. (2008). Handbook of Cognitive Science: An Embodied Approach. Elsevier Science.
    Cowart, M. (s.d.). Embodied Cognition. Machines Like Us. Recuperado Noviembre 29, 2010, a partir de http://machineslikeus.com/articles/EmbodiedCognition.html
  • Embodied Cognition and Education. (s.d.). . Recuperado Diciembre 2, 2010, a partir de http://embodiedcog.wikispaces.com/
  • Holton, D. L. (s.d.). Constructivism + Embodied Cognition = Enactivism: Theoretical and Practical Implications for Conceptual Change. Recuperado a partir de http://bit.ly/gVAOOu
  • Lakoff, G., & Johnson, M. (1999). Philosophy in the Flesh : The Embodied Mind and Its Challenge to Western Thought. Basic Books.
  • Maturana, H. R., & Varela, F. (1992). Tree of Knowledge (Rev Sub.). Shambhala.
  • Pata, K. (2010). An Ontospatial Representation of Writing Narratives in Hybrid Ecosystem. En Database and Expert Systems Applications, International Workshop on (Vol. 0, págs. 87-91). Los Alamitos, CA, USA: IEEE Computer Society. doi:http://doi.ieeecomputersociety.org/10.1109/DEXA.2010.37
  • Shapiro, L. (2010). Embodied Cognition (1º ed.). Routledge.
  • Tabor, W. (s.d.). Fractal learning neural networks. Recuperado a partir de http://citeseerx.ist.psu.edu/viewdoc/summary?doi=10.1.1.81.9657
  • Varela, F. J., Thompson, E. T., & Rosch, E. (1992). The Embodied Mind: Cognitive Science and Human Experience (New edition.). The MIT Press.
  • Wilson, M. (s.d.). Six Views of Embodied Cognition. Recuperado Diciembre 8, 2010, a partir de http://philosophy.wisc.edu/shapiro/PHIL951/951articles/wilson.htm

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Unported.

Antiguas entradas