Blog de Fernando Santamaría

Reflexiones sobre ecologías y espacios del aprendizaje, análisis del aprendizaje y análisis de redes sociales, visualización de datos, Big Data y otros temas emergentes

Etiqueta: Innovación

Ciudad Inteligente = Plataforma de innovación en Bottom-Up

Ciudad Inteligente = Plataforma de innovación Bottom-Up

La emergencia de una ciudad con estructura de datos en abierto (realización propia #smartcities)

Artículo periodístico: El profesor fuera de las aulas

Hace unas semanas se me hizo una entrevista informal por parte de Sandra Charro, una periodista de El Mundo de Castilla y León. Hoy ha salido esa entrevista en la sección innovadores. Dije muchas cosas. He tenido la suerte de poder corregir antes de publicar, pero falta una mayor cohesión de las ideas que había expresado. Espero que no se sientan ofendidos. Por ejemplo, la idea de que desaparezca el profesor no una cuestión física, sino “el concepto” de profesor tal como lo entendemos y, por otro lado, la autogestión y autoaprendizaje no es dejar a los estudiantes al libre albedrio y que hagan lo que quieran. No es eso.

Bueno, este es el artículo periodístico:
El profesor fuera de las aulas – ELMUNDO-CyL Emprendedores 16042012

Los ecosistemas de los mercados en la innovación 6.0 según Xavier Ferrás


Es uno de los libros que me ha sorprendido. Se trata de “Innovación 6.0: el fin de la estrategia” de Xavier Ferrás en Plataforma Editorial. En principio pensé que quizá se trataría de un libro más de empresa y marketing. Pero creo que Xavier Ferrás da una visión distinta y de carácter holístico sobre la innovación, parece que la palabra mágica para organizaciones. Desde el prólogo de Josep M. Ferrer ya establece citas a un libro que creo que es fundamental para entender la trama de las redes y la nueva ciencia: se trata de “La trama de la vida” de Fritjof Capra (totalmente recomendable desde mi punto de vista. Ed Anagrama en edición de 2006). Esa lógica no lineal y sistémica es fundamental para entender creo la innovación. Dice Josep:

La vida surgió por si misma, dice Capra, porque siguiendo los principios de la teoría del caos, aparecen en él sistemas complejos (puntualización mía: hay que tener cuidado ya que la Teoría del Caos y la Teoría de la Complejidad son dos vías científicas distintas. Hay un mapa por ahí circulando que lo explica bien) cuyas propiedades superan a la suma de las propiedades de sus partes, de manera que esos sistemas complejos, analizados de forma global, presentan saltos cualitativos no lineales. Hemos de acudir al pensamiento sistémico: sus propiedades no pueden entenderse a partir de las propiedades de sus componentes, sino como pripiedades sistémicas, del conjunto, propiedades que emergen de las relaciones organizativas entre ellos y su entorno. Se trata (como si fuera) una red con propiedades emergentes e imprevistas, contextuales y cambiantes. Vivas

X Ferrás desarrolla, partiendo de su tesis, 6 modelos evolutivos de innovación: de la 1.0 a la 6.0.

  • La primera aproximación al al innovación fue un fenómeno como proceso lineal que tenía básicamente dos actores: los departamentos de I+D de las empresas y el mercado. Innovar era sinónimo de inventar y, posteriormente, vender la invención. Es la Innovación 1.0
  • En el segundo periodo de Innovación 2.0 se fue haciendo más complejo. Los departamentos de I+D se fueron coordinando con los departamentos de marketing, por ello una reconciliación del marketing con la tecnología.
  • La empresa se va convirtiendo en un sistema innovador en esta tercera etapa o estadio de innovación. Se trata de un conjunto de agentes interconectados donde un cambio en una de las partes impacta y se valoriza en el conjunto. La innovación, dice el autor, se extendió más allá de la investigación y el marketing, e incorporó de repente actividades de creatividad, ingeniería de procesos, comercialización, gestión del conocimiento y recursos humanos. O sea, que se involucra a casi toda una organización. Entra en juego un diseño organizativo para que los flujos de información sean operativos y “empoderar” el talento y creatividad de todos sus integrantes.
  • En esta cuarta fase de desarrollo los tentáculos de la innovación abrazan la cadena de suministro. Por ello se debe involucrar a los clientes en la anticipación planificada de necesidades. Parte de las capacidades imprescindibles para innovar con éxito estaban fuera de la empresa.
  • El autor de “Innovación abierta”, Henry Chesbrough fue el impulsor de esta quinta fase. Dice que no es suficiente involucrar a los agentes de la propia cadena de valor, sino que también se requieren otras cadenas de valor y de otros entornos de desarrollo tecnológico. Este proceso de innovación abierto se extiende al resto de la economía, y la empresa se convierte en un pequeño nodo de un sistema económico global, una pequeña célula en una gran red neuronal. Estas oportunidades y campos de investigación en la innovación surgen de lo que llama el autor “interfases entre disciplinas”. Las posibilidades se pueden originar fuera de la empresa, fuera de la propia cadena de valor, y pueden adquirirse y ser valorizadas internamente.
  • En esta última fase debemos entrar en aspectos sociales y culturales. Debe ser sistémica. X. Ferrás nos comenta: “El mundo postcrisis (o crisis permanente diría yo) será un mundo de activistas de la innovación. No competirán empresas contra empresas, ni cadenas de suministro contra cadenas de suministro. La innovación impregnará los territorios. Competirán entornos innovadores contra entornos innovadores […] La innovación estará incorporada en el ADN de la sociedad, o esa sociedad languidecerá en la pobreza y quedará arrinconada de la historia”.

Esta última fase se entronca con los estudios de ecosistemas digitales, que la Unión Europea ha desarrollado algún estudio en el ámbito corporativo y de negocios, que es donde nació cuando se le apellido digital.
La naturaleza de esta Innovación 6.0 debe ser sistémica y ser también sistemática.
Se debe tratar en las organizaciones como una autentica revolución cultural. En ese ecosistema, la innovación 6.0 emanará de la propia cultura de la empresa.
Establece seis variables que deben tenerse en cuenta para aplicar este tipo de innovación holística:

  • Una visión integradora de la tecnología.
  • Una visión creativa de los mercados.
  • Una visión sistémica de la empresa.
  • Una visión integral de la cadena de valor.
  • Una visión abierta de la economía.
  • Un ADN innovador en la cultura.

Para terminar vamos a dejar unos párrafos que desarrollan esta sexta fase al entenderla de forma sistémica y como redes (sociales) tensionadas y donde la estrategia como concepto clásico ha muerto. F. Capra nos habla del principio de flexibilidad y diversidad, algo que creo que debe enmarcarse también en esta fase:

Toda fluctuación ecológica se desarrolla dentro de unos límites de tolerancia. Existe siempre el peligro de que todo el sistema se colapse cuando una fluctuación transgrede dichos límites y el sistema no es ya capaz de compensarla. Lo mismo se puede aplicar a las comunidades humanas. La falta de flexibilidad se manifiesta en forma de estrés. El estrés se da cuando una o más variables del sistema se llevan a sus valores extremos, lo que induce una creciente rigidez a través del mismo. El estrés temporal es un aspecto esencial de la vida, pero el estrés prolongado resulta perjudicial y destructivo. Estas consideraciones conducen a la importante conclusión de que la buena gestión de un sistema social -una compañía, una ciudad, un sistema económico- significa el descubrimiento de los valores óptimos de sus variables. El tratar de maximizar alguna de dichas variables en lugar de optimizarla, conducirá irremediablemente a la destrucción del sistema como un todo.
El principio de flexibilidad sugiere también una correspondiente estrategia de resolución de conflictos. En toda comunidad aparecen inevitablemente discrepancias y conflictos que no pueden ser resueltos en favor de una u otra parte. Por ejemplo, la comunidad necesitará estabilidad y cambio, orden y libertad, tradición e innovación. Estos conflictos se resuelven mucho mejor desde el establecimiento de un equilibrio dinámico que desde las decisiones rígidas. La alfabetización ecológica incluye la comprensión de que ambas partes de un conflicto pueden ser importantes en función del contexto y de que las contradicciones en el seno de una comunidad son signos de su diversidad y vitalidad, que contribuyen por tanto a la viabilidad del sistema.
El papel de la diversidad en los ecosistemas está íntimamente vinculado a su estructura en red. Un ecosistema diverso será también resistente, puesto que contendrá en su seno multiplicidad de especies con funciones ecológicas superpuestas, que pueden reemplazarse parcialmente. Cuando una especie determinada es destruida por una severa perturbación, de modo que se rompe un vínculo de la red, un ecosistema diverso será capaz de reorganizarse y sobrevivir gracias a que otros vínculos de la red podrán, al menos parcialmente, realizar la función de la especie desaparecida. Dicho de otro modo, cuanto más compleja sea la red, más grande será la complejidad de su patrón de interconexiones y en consecuencia mayor será su resistencia.
En los ecosistemas, la complejidad de su red es consecuencia de su biodiversidad; por tanto, una comunidad ecológica diversa es una comunidad resistente. En las comunidades humanas, la diversidad étnica y cultural puede representar el mismo papel. En este caso, diversidad significa distintos tipos de relaciones, distintos modos de enfrentarse al mismo problema. Una comunidad humana diversa es pues una comunidad resistente, capaz de adaptarse a situaciones cambiantes.

Imprescindible para establecer una sostenibilidad planetaria de los mercados y de las interacciones de estos.

12 principios de innovación

En el número 68 de If en Infonomía nombra 12 principios para innovar. En educación son factibles muchos puntos y hay que verlo y extraer ideas desde un punto de vista interdisciplinar. He tenido en mente que si pensamos desde el propio estadio educativo se nos quedará corto. Por eso me parecen de interés estos 12 puntos:

  1. No hay innovación sin innovadores.
  2. en los procesos y/o en el valor final.
  3. La presión por innovar depende del sector.
  4. El motor ideas-valor-resultados.
  5. Saber transformar ideas en un valor diferencial.
  6. Una idea es innovación cuando se define cómo y a quien le interesa.
  7. Superar los tres retos: Tecnológico, de ejecución y de mercado.
  8. Crear equipos multidisciplinares en sintonía con el mercado.
  9. Hibridar: una fórmula inmejorable para innovar.
  10. Incluir la gestión de la innovación en el día a día.
  11. Conectar el talento con los recursos.
  12. Saber marcar los límites.

Pues ya saben, doce principios sugerentes y que titulan los de If “Lo que los innovadores de éxito explicarán a sus hijos”